Coco Bordón y Noelia Noguera: una historia de amor y pasión por la danza

Jorge Coco Bordón y Noelia Noguera llevan 13 años juntos, siete como novios y seis como esposos. Se conocieron durante el programa de talentos Rojo y aseguran que su destino era estar juntos.

Agradecimiento: Mariscal Play

Jorge Coco Bordón participó en la segunda temporada, en la categoría de baile, del programa Rojo; mientras que Noelia Noguera fue competidora de la tercera y tuvo la oportunidad de compartir presentaciones con el que se convertiría en el amor de su vida.

La bailarina ya era una fanática del programa y aún más de Bordón; aseguró que ya lo amaba cuando lo vio danzar por la tevé desde Encarnación, su ciudad natal.

Por su parte, el bailarín afirma que lo sucedido con Noguera es conocido como amor a primera vista. Actualmente están casados y son padres de la pequeña Zahiara Abigail, de cinco años de edad.

Coco bordón

Coco y Noelia comparten la pasión por el baile que, además del amor que se tienen, es uno de los pilares más importantes que los mantiene juntos. El año pasado abrieron su propia academia de baile, proyecto por el cual se sienten muy felices. Además, Abi también adora bailar.

La profe de baile estuvo cinco años como coach del Baila conmigo Paraguay, mientras que Coco fue campeón del certamen en dos ocasiones, en el 2011 con Nadia Portillo (anteriormente conocida como la Kchorra) y en el 2015 con Fabi Martínez.

La familia participó de una divertida producción con TVO, en la cual disfrutó jugando y mostrando algunos pasos de baile.

¿Por qué te dicen Coco?

- Cuando tenía más o menos la edad de Abi, usaba el cabello largo; a mi papá le gustaba que lo tuviera así. De un día para otro decidí cortarme como militar y le dije: “Papi, quiero un recorte militar”, y me lo hizo. Luego me sentí raro y decidí pelarme. Ahí ya me hicieron bullying y decían que parecía un coco, que le parecía a Cocoliso (el hijo de Popeye). En varios lugares me dijeron la misma cosa, y no me gustaba, aún era joven. Entonces, papá me aconsejó que para que dejaran de llamarme así, debía reírme con ellos. Pero después ya se quedó como mi nombre.

¿Cómo nació en ustedes la pasión por el baile?

- Noelia: Yo practiqué danza desde los cinco años. Soy profesora y tenemos nuestra academia hoy en día. Estudié toda mi vida y tuve la oportunidad de hacer un casting que era para Rojo en esa época, porque soy de Encarnación. Lo hice allá, pasé y vine al programa más visto del momento en aquel entonces.

- Coco: Inicié en el colegio. En las olimpiadas había competencias de talento y me metí en la parte de danza moderna del Colegio Saturio Ríos, en San Lorenzo. Ahí inicié y nunca entré a una academia, porque en esa época había un prejuicio muy fuerte hacia los hombres que practicaban danza.

Entonces, en cada competencia me unía a uno de los equipos y bailaba, luego me mudé a otro colegio. La profesora de danza se enteró y, como no había tantos varones ahí, me pidió por favor que bailara. Me dije: “Vamos a hacer el intento”. Fue un estilo completamente diferente, yo nunca había hecho jazz ni ritmos contemporáneos y ahí los hacían. Así fue como inicié en una academia de danza, mis primeros pasos técnicos.

Me ayudaron mis habilidades de kung fu (soy cinturón negro, fui profesor también, pero ya no ejerzo) y de ahí quité los dotes como la flexibilidad y los movimientos más o menos definidos, lo único que me faltaba era manejar el tiempo, que es muy importante en el baile. Y fue ahí cuando surgió el casting de Rojo también, mis hermanas y mi profe me alentaron a participar y les hice caso. Al pasar todos los castings fue cuando empecé a trabajar de pleno con la danza.

- Noelia: Creo que quedó gracias a sus habilidades, porque hacía muchos saltos, piruetas, y eso muy poca gente sabe hacer, entonces eso llamó la atención.

- Coco: Ahora recién me estoy dando cuenta de las cosas que hice en esa época, porque los bailarines iban y hacían coreografías nada más, yo le metí piruetas y acrobacias, cosas que casi nadie en el casting hizo, y desde ahí ya continué a full.

Coco bordón

¿Cómo se conocieron?

- Noelia: A mí me encantaba ese programa porque era de danza, y era fanática de Coco desde ese entonces. Mis amigos y familia me alentaron a presentarme al casting y fui a probar suerte, porque en ese entonces yo tenía 14 años y uno de los requisitos era tener 18. Por eso siempre digo que nuestro destino fue conocernos, porque superamos varios obstáculos, él no era bailarín y quedó, yo tenía 14 y quedé, era como para conocernos y Dios quiso que eso pasara.

¿Cómo empezó la historia de amor?

- Noelia: Yo llegué, renenita (ahora también me doy cuenta), era su fan, pero no lo demostraba. Era supertímida, pero ya le conocía y le amaba. Hasta ahora él duda de eso, toda mi familia sabía, pero yo no le hablaba. Después él se acercó, siempre fue muy formidable, hasta ahora, saluda a todos los que ve. Y así no más empezó, fue prácticamente el único que se acercó a nosotros, los nuevos, que llegábamos recién; él ya era famoso. De mi parte, yo ya le quería, pero jamás en mi vida me imaginé que él se iba a fijar en mí.

- Coco: Con ella me pasó el famoso amor a primera vista, porque al verle me llamó muchísimo la atención. Me dije: “¡Ah, pero mirá qué linda esta chica!”. Yo le ponía 17 años (la edad que yo tenía), cuando me contó yo no pude creer, ¡estaba por cumplir 15! Y fue como una barrera, porque era menor, pero con el tiempo fuimos bailando en varios montajes, fuimos conociéndonos más. Conocí a su familia, hubo una relación más fuerte de amistad y luego dimos el siguiente paso, que era hablar con sus padres, para decirles que quería ser el novio de su hija.

¿Durante cuántos años fueron novios antes de casarse?

- Coco: Fueron siete años de novios y ahora llevamos seis años de casados.

Coco bordón

¿Cómo es la convivencia en su vida de casados?

- Noelia: Creo que lo que nos mantiene juntos es la misma pasión, trabajamos siempre por la danza, hasta ahora, o producción televisiva, que es a lo que él se dedica actualmente. Compartir esa pasión hizo más llevadero todo. Hoy en día también estoy estudiando Derecho y él sigue en el mundo de la tevé, pero seguimos compartiendo a través de nuestra academia. Tenemos muchos alumnos también. Eso nos ayuda en casa, yo al menos creo que siendo novios te das cuenta de las actitudes y formas de ser con la familia, o contigo. Con muchos años de relación vas descubriendo eso, ya sabés que te va a gustar y si tenés mucho tiempo de novia, no hay dudas de cómo vas a convivir con esa persona.

- Coco: Es difícil, tampoco somos perfectos, cada familia es un mundo. Yo antes no entendía eso, porque supongamos que nosotros tenemos nuestros problemas, pero nadie sabe. Lo que nos ayudó a madurar muchísimo también fue nuestro acercamiento espiritual a Dios, que es el que nos formó, porque los dos éramos inmaduros, así fuimos forjando nuestro carácter con la convivencia. Ahora hay un porotito acá (por Abi) y siempre a nuestras espaldas, que es un punto muy importante que nos ayuda a soportar como matrimonio.

¿En qué momento se dieron cuenta de que querían enseñar danza?

- Coco: Me di cuenta cuando sentí que ya podía ejercer como un trabajo, antes era un hobby, bailaba porque me encantaba y de repente surgían algunos proyectos en los que se nos pagaba y yo lo veía como una diversión. Después fuimos madurando y viendo que era una necesidad juntar dinero para poder armar un hogar. Me di cuenta de que enseñando podía transmitir todo lo que yo sabía a las personas, y ese es un punto muy importante para la economía de la familia.

Coco bordón

¿Ustedes apoyarán a Abi si decide no incursionar en el mundo de la danza cuando sea grande?

- Noelia: Sin dudar, ella es pequeñita todavía, pero nunca le forzamos. Si vemos que a ella le gusta, bien, aprovechamos; y eso hacemos ahora porque, gracias a Dios, le encanta. Pero si ella decide ser otra cosa en paralelo, sin ningún problema le vamos a apoyar.

- Coco: Tratamos de enseñarle a que sea una niña emprendedora, todo el tiempo le hablamos para poder meterle esa idea en su forma de pensar, porque hoy en día hay muchos jóvenes emprendedores y, para lo que sea, ella ya va a tener todas las herramientas. La academia de danzas es suya prácticamente. Cuando tenga 10 o 15 años ya va a estar disfrutando de lo que nosotros estamos sudando ahora.

¿Planean tener más hijos?

- Noelia: Está en los planes, solo que ahora mismo acabamos de construir nuestra academia, hicimos una inversión ahí. Traer un hijo al mundo no es nada fácil, hay que pensar muchísimas veces antes de tomar esa clase de decisión. Porque lo mejor es tenerle bien, por eso nada más que estamos en una pausa, pero sí, queremos tener más hijos.

- Coco: Queremos tener tres hijos aparte de Abi, dos más.

¿Creen que se puede vivir del baile acá en Paraguay?

- Noelia: Totalmente, somos prueba de ello. No fue fácil, la gente de repente nos encasilla, dice que porque estuvimos en tevé nos es más fácil, pero no. Ni siquiera haber estado ahí lo fue, nada lo es. Todo lo que hacés tiene sus obstáculos, lo mismo con nosotros. Se puede vivir del arte hoy en día si te dedicás a ello y lo hacés con mucho amor. A mí, particularmente, me encanta tener la academia, porque me gusta mantenerles a los jóvenes y a los niños ocupados en otra cosa que no sea la tecnología, la televisión o lo que sea. Yo paso horas hablándoles a mis alumnos y alumnas, de danza o historias de vida. Eso es lo que me encanta, me gusta y lo que me lleva a seguir con esto.

- Coco: Les enseñamos también a usar la tecnología de buena manera, no para las boludeces. Les ayudamos a utilizar las plataformas digitales, les explicamos que ellos también pueden llegar a ser influencers como hoy en día hay. Porque ellos ya tienen un talento y nada más les falta explotar un poquito más su imaginación para poder enseñarle eso a la demás gente.

Coco bordón

Además de la academia, ¿qué otros proyectos se vienen para este 2020?

- Coco: Queremos enfocarnos al 100% en lo que es la academia, porque el año pasado estábamos de aquí para allá, y es como que le descuidamos un poco, pero no del todo, obviamente, porque terminamos un 2019 bastante bien en todas las actividades y este año queremos enfocarnos mucho en eso.

Coco, actualmente te desempeñás como productor de tevé, ¿desde cuando estás en eso?

- Inicié en producción desde la época de Calle 7, hubo una temporada que don Mario (Gómez) me dijo: “Coco, quiero que entres en el frezzer un rato, ahora quiero probar qué tal te va en producción”. Ahí empecé con todo lo que eran los juegos, lo que un productor hace, y me gustó bastante. Después ya fui productor en Pequeños gigantes, también fui profesor de los chicos en la parte de baile. Asimismo, trabajé con la productora de Palo (Rubin), fue ahí donde usé el 100% de lo que era mi capacidad de productor y descubrí que podía hacer muchas cosas. Es totalmente diferente a lo que es bailar, otro mundo, mucho más estresante porque tenés que lidiar con mucha gente, hablar todo el tiempo y admito que era un poco pesado, pero me gustaba bastante.

¿Planeás compartir tu trabajo de producción con tu academia?

- Quiero aprovechar esta capacidad de producir en la academia, mezclando un poco la danza y más lo que es organizar eventos y actividades. Ella (Noelia) también es una genia y productora nata, ambos vamos a tratar de complementarnos bastante para que se note la diferencia entre el año pasado y este 2020.

No nos olvidamos charlar un poco con la pequeña Abi, nos contó que le gusta mucho bailar, en especial danza paraguaya. Además del baile, adora jugar con sus papis, ya sea a las escondidas, atrapadas, de todo un poco. También aprendió a preparar tortas con su mamá.

A Noelia le gustan los ritmos latinos, las variaciones que se pueden realizar dentro de ese estilo, agregando otros de paso. Coco, aunque es considerado más como un artista urbano porque señala que se le da bien, adora el latin jazz, pues considera que le va perfectamente.

Coco bordón

Luego de esta entrevista, nos enteramos de que el bailarín lanzó su precandidatura para ser concejal de San Lorenzo. ¿Lo logrará? Ahora solo nos queda esperar a ver qué ocurre.

Dejá tu comentario