Encendido show de los Arctic Monkeys en primera noche de festival

Los Arctic Monkeys ofrecieron un enérgico show que contempló un repaso por clásicos como Arabella, R U Mine y Do I Wanna Know, además de algunas canciones de su nuevo álbum. El primer día del festival tuvo, además, un gran show de Interpol, El Mató y Kevin Karl.

Alrededor de las 23:30 subieron los Arctic Monkeys al escenario central del Kilk Fest ante miles de personas que llegaron al Jockey Club para verlos, pese a la lluvia que estuvo presente en las horas previas. Un amigable Alex Turner se adueñó del escenario, paseándose de extremo a extremo.

Los ingleses abrieron la noche con There'd Better be a Mirrorball, de su nuevo álbum The Car, para posteriormente dar paso a la energía del doble pedal del gran clásico Brianstorm y posteriormente Snap Out.

El cielo se abrió y hasta la luna se asomó a mirar a los británicos, que no se guardaron nada, pasando por Don't sit down, Why'd You Only Call Me When You're High, Arabella Do I Wanna Know y 5O5, con el que parecía que cerraban la noche.

Los músicos, liderados por su vocalista Alex Turner, se retiraron del escenario, mientras el público pedía más. Los Arctic Monkeys volvieron al escenario y no dieron una, sino tres canciones más, cerrando una magnífica noche con R U mine.

Como una hora antes, se presentó también la banda estadounidense Interpol, la cual fue varias veces ovacionada, lo que despertó la empatía de su líder Paul Banks, quien en varias ocasiones utilizó el castellano para comunicarse con el público y agradecer el cariño.

La agrupación volvió al país luego de tres años, ofreciendo canciones como Rest My Chemistry y The Other Side of Make Believe. El rock indie de los estadounidenses se confabulaba con la tenue llovizna que se despedía.

Le puede interesar: Arctic Monkeys, Lenny Kravitz e Interpol en el Asunciónico 2019

La banda argentina El Mató a un Policía Motorizado se presentó poco después de Interpol en el segundo escenario, despertando la efervescencia y los cánticos a todo pulmón de canciones como Fuego, La Noche Eterna y El Tesoro. Sin dudas, la banda despierta un gran cariño en el público paraguayo, que lo acompaña en cada visita al país.

La presencia del cantante, compositor y músico mexicano de música folk, Kevin Kaarl, también tuvo un excelente retorno del público.

La presencia del cantante, compositor y músico mexicano de música folk, Kevin Kaarl, también tuvo un excelente retorno del público con sus baladas románticas y su manera particular de cantar.

San Lucas y Vámonos a Marte son dos de sus éxitos que fueron coreados por la gente, que a su vez buscaba un lugar para guarecerse de la lluvia en el segundo escenario, el cual contaba con un toldo que cubría a una gran cantidad de asistentes.

Más temprano se presentó otra de las bandas argentinas que lleva varias visitas al país y que también es del agrado del público, El Kuelgue, que interpretó Parque Acuático y En Tanto y en Cuanto, dos de sus temas más conocidos.

“Hay que separar la iglesia del Estado”, fue una de las críticas de su cantante Julián Kartún, quien tuvo la tarea de levantar al público alrededor de las 19:30 mientras la copiosa lluvia caía.

Los grupos nacionales también brindaron grandes presentaciones, entre ellos Los Ollies, El Culto Casero, The Crayolas, Ciudad Mansa, que tuvo de invitados al guitarrista de los Paiko, Afi Ferreiro, y a Diego Serafini, de Gaia, además de Sobre Ondas y Casette, que hizo su gran debut luego del álbum Barrio Gótico. La noche cerró con la Goldie Oldie.

Dejá tu comentario