Melissa Quiñónez: "Que pocos me quieran, pero que todos me respeten"

En una tarde de producción con Melissa Quiñónez, tuvimos la oportunidad de profundizar y conocerla aún más allá de lo que se la ve y escucha en redes y radio. Asegura que no sabe cómo verse "sexy" para las cámaras, pero inconscientemente lo logra y le agrega diversión y carisma.

Con el humor, la gracia y la belleza que siempre destila, Melissa Quiñónez pasó una tarde de producción con TVO. Además de posar para nuestras cámaras, dio la oportunidad de ir más allá de ser la figura que es vista, reconocida, halagada y hasta criticada en medios y redes sociales.

La conductora, a pesar los cambios extremos que vivió en el 2019, asegura haber cerrado el año e iniciado este 2020 increíblemente. Su separación del productor Julián Crocco y la nueva vida que lleva junto a su hijo Maximo en Asunción (recordemos que la conductora vivía en San Antonio) fueron factores fundamentales para ser la persona que es hoy y sentirse realizada en busca de nuevas metas.

Meli ama la moda, le encanta viajar y sigue trabajando para cumplir las exigencias diarias de una figura pública. Resaltó que ella no presta atención a la mala onda que la gente quiera tirarle y se enfoca en lo positivo. ¡Mirá qué nos contó!

Meli Quiñonez

Meli, ¿cómo es tu día a día?

- Me levanto a las seis de la mañana, ahora que me mudé. Preparo el café, me pego una ducha y después desayuno. Ahora estoy muy obsesiva con el desayuno y me preparo de todo: cereal, fruta, café, jamón y queso; y disfruto de ese momento, porque esta es una nueva etapa de mi vida: estoy viviendo sola ahora con Maximo, y entonces es como que me siento libre y feliz.

Después voy a la radio, ahí estoy de 9.00 a 12.00 haciendo “Así pega”. De ahí me voy al gimnasio, si me da el tiempo, después almuerzo un rato y, a partir de ahí, mis horarios son supervariados, porque visito las marcas que trabajan conmigo en redes, hago fotos y videos.

Siempre estoy en reuniones, porque hay marcas que quieren empezar a trabajar conmigo, entonces solemos tenerlas, mis días son diferentes uno del otro, a la tarde al menos. Generalmente termino entre las 18.00 y 21.00, ahí llego a casa si es que no tengo eventos o compromisos de alguna marca o una fundación.

Cuando tengo un tiempito libre, pongo música y leo libros.

¿Te gustaría escribir un libro algún día?

- ¡Me encantaría! Antes escribía, de hecho que cuando me metí en la carrera de Periodismo yo quería ser escritora o conductora de noticieros. O sea, más me iba hacia el perfil serio y de prensa, tanto escrita como televisiva; pero en el segundo semestre de la carrera ya empecé a hacer castings, y me fui hacia el lado del entretenimiento, de donde nunca más me despegué.

Si te dieran la oportunidad de hacer un noticiero ahora, ¿lo harías?

- De una me voy, puedo hacerlo porque me considero muy versátil, aparte que me gusta. No tengo ningún problema cuando se trata de trabajo, me convierto en un camaleón y me transformo en lo que tenga que ser.

Meli Quiñonez

¿Cuáles son los planes que tenés para este 2020?

- Hay nuevos planes con respecto a la tele, porque ya arrancamos con E40Tv. De hecho, arrancamos con las transmisiones en simultáneo entre la radio y la tele, y ese es el primer proyecto. Después, seguir incorporando más marcas, y ojalá se estén dando otros proyectos televisivos también, no me cierro a eso, y continuar en radio.

Además, este 2020 mi objetivo número es viajar muchísimo, todo lo que pueda. Estoy trabajando con una marca que tiene que ver con viajes, entonces ese es mi objetivo. Ahora estoy en una etapa en quiero exprimir a la vida, como sea.

¿Cómo te sentís después de la separación?

- No hay ninguna diferencia, porque yo pasé por muchas separaciones, y esta fue la mejor decisión que pude haber tomado en toda mi vida. Estoy tranquila, feliz y, de hecho, nos llevamos superbien [con Julián], estamos todo el tiempo en contacto, siempre charlamos. No tengo ningún problema en salir en una foto con él o encontrarnos en un almuerzo, cena o evento. Tampoco tengo inconvenientes en ayudarlo en lo que pueda con respecto a su empresa, sus emprendimientos, lo que me pida, yo estoy en un 100% con él, porque siento que también él lo está conmigo. Pero, como pareja ya no, como padres de Maximo sí, siempre unidos como tiene que ser, como dos personas adultas y maduras, que se aprecian, se quieren y se respetan.

Las cosas pasan por y para algo, y el 2019 lo cerré de una manera muy linda, fue un año que me dio muchas sorpresas, fue espectacular. Yo sé que muchos piensan que yo estaba triste, pero no, estaban muy equivocados. Al contrario, fue una decisión que me hizo crecer como persona, como mujer, como mamá, y está todo bien.

¿Cómo combinás tu trabajo con tu rol de mamá?

- Es superdifícil, muy complicado, porque no tengo niñera, nadie trabaja conmigo. Por suerte mi mamá y papá están vivos, sanos, y aman a su nieto y me dan una mano siempre. Cuando yo les necesito están ahí para cuidarlo. Últimamente se me complica muchísimo porque ellos están en San Antonio, por la distancia, coordinar horarios, y ahora con la mudanza estamos acomodándonos de a poco, pero sé que vamos a poder.

Meli Quiñonez APERTURA

¿En qué grado irá ahora Maxi? ¿Alguna vez te dijo qué quiere ser cuando sea grande?

- Maxi estará en tercer grado. Me dijo ya que quiere ser artista cuando sea grande. Él dibuja, le encanta, me animo y me atrevo a decir que dibuja casi a la perfección, tiene un don increíble para eso y siempre me habla de los youtubers o los tiktokers, que están de moda ahora.

Dice que quiere hacer videos también, pero por el lado artístico: le encanta la música, canta y baila, pero es todavía pequeñito, creo que eso hay que ir puliéndolo y acompañándolo de a poco, para que pueda tomar la decisión acertada cuando tenga que elegir una carrera y profesión, pero yo sé que tiene muy claro que él quiere ser artista.

¿Cómo tomó el proceso de separación?

- Y como es natural, al principio con mucha tristeza y dolor, pero después fue superando con acompañamiento. Nosotros siempre estamos con él, apoyándolo y cuidándolo para que ese proceso y toda esta nueva etapa sea llevada de una manera mucho más fluida y natural para que no sienta los cambios.

Yo trato muchísimo de que esté en contacto constante con su papá, lo llamo constantemente para que hable o hacen videollamadas si es que no se pueden ver. Insisto mucho en que pasen tiempo juntos, que de vez en cuando duerman juntos. Eso me parece que ayuda muchísimo para que él se sienta seguro; lo que sí tiene en claro es que mami y papi se quieren, se respetan y son compañeros, y siempre van a ser sus padres. El hecho de que no seamos pareja no quiere decir que no seamos más sus papás, y eso lo decimos constantemente para que lo tenga muy en claro dentro de este proceso de cambio.

Te juzgan mucho en redes por tu relación con Julián Crocco, ¿qué pensás al respecto?

- No puedo opinar porque no veo, no sé, muy poquito fue lo que me llegó a mí. No sé si dicen algo en otras cuentas o en otro lugar, pero a mí particularmente muy poco fue lo que me llegó al respecto. Si hablamos de porcentaje, te diría que el 5% por ahí me habrá dicho algo, la gente sabe cómo soy: que no dejo que me falten al respeto; o sea, que pocos me quieran, pero que todos me respeten, ese es mi lema y creo que mis seguidores ya me conocen.

Si hay alguien que me falta al respeto en redes al instante lo bloqueo, son mis cuentas, yo las manejo y pongo mis reglas. Respeto mucho a la gente que me sigue, los quiero muchísimo, pero hay límites que no pueden pasar. El hecho de que sea una figura pública no le da derecho a nadie de meterse en mi vida privada y en mis decisiones.

Honestamente, soy muy de oídos cerrados, boca cerrada, muy tranquila y, más allá de la exposición que tengo, puedo decir que soy una famosa o conocida con un perfil relativamente bajo.

Meli Quiñonez

¿Cómo hacés para estar tan espléndida?

- Me siento muy halagada cuando las personas me dicen eso, y yo antes recuerdo que decía que “me cuido con la comida, hago ejercicio” y esas cosas. Después me dije: “¿para qué voy a mentir?”, no soy disciplinada con la comida, ni el ejercicio. Soy una bendecida por la genética, no sé, me parezco muchísimo físicamente a mi papá, que tiene 65 y se mantiene muy bien, practica deporte y todo.

A mí me gusta la actividad física, pero no me voy todos los días o me mato cinco horas en un gimnasio: con 40 minutos al día ya soy feliz. Hago musculación, no cardio, porque tiendo mucho a bajar de peso y conozco mi cuerpo, entonces como que hago lo que realmente me ayuda a mí, para ganar masa muscular. Me gusta comer, vivir la vida y no privarme de nada, de vez en cuando sí, cuando me doy cuenta de que me estoy yendo demasiado o que estoy engordando. Entonces, para sentirme bien conmigo misma, respecto a la salud y también por mi profesión, me cuido más eliminando azúcares, carbohidratos, pero por un tiempo nomás, no soy obsesiva con eso. Más que nada para estar bien.

También creo que es porque bailo desde los seis años, siempre bailé, entonces creo que mi cuerpo tiene memoria y esto también me ayuda.

¿Tenés planes de incursionar otra vez en el baile?

- Yo soy profesora de danza y bailarina profesional recibida, pero ahora bailo de manera ocasional, por hobbie. Retomé el año pasado unas clases porque me gusta o estoy en casa y lo que más quiero hacer es bailar, entonces busqué un horario que me convenía y armamos un grupo con las amigas, bailamos y hacemos coreografías.

Pero es más bien para divertirme, desestresarme, no creo que me dedique a enseñar. Siento que tengo más alma de bailarina que de maestra, entonces, me gusta más bailar que enseñar.

¿Querés tener más hijos algún día?

- Vos sabés que no (risas), no sé luego si responderte eso. Pero si me preguntás hoy al menos, no. No puedo ser contundente y categórica porque uno nunca sabe qué le depara el futuro, es incierto, entonces dejemos ahí un 5% de posibilidad.

Meli Quiñonez

¿Cuál es la parte difícil de ser mamá soltera ahora mismo?

- Justamente eso: estar soltera, estar sola. Siempre va a ser más fácil o más llevadero cuando tenés un compañero y está en un 100% contigo. Pero bueno, las cosas se dieron así, en un principio eso era lo que más me costaba y me frustraba: el hecho de que mi familia no estaba compuesta por “mamá, papá e hijo”, pero ahora soy consciente de que mi familia somos mi hijo y yo, o mi papá, mi mamá, mi hijo y yo.

Las familias son distintas, diferentes, pero son familias al fin. Uno tiene que aprovechar, disfrutar y valorar lo mucho que tiene y olvidarse de lo poquito que le falta, porque son ese tipo de frustraciones lo que nos amarga y nos hacen sentir tristes, y no es eso lo que necesito ahora, más ahora que estoy sola con mi hijo, necesito estar fuerte y feliz por él. Porque si yo estoy bien, Maxi está bien. Ese es el pensamiento que estoy teniendo ahora.

Te vas a Miami ahora, ¿por cuánto tiempo?

- Me voy por siete días nomás, voy con una marca que trabaja conmigo, entonces voy a aprovechar. Obviamente estaré disfrutando porque ese tipo de trabajo pega (risas), y conociendo lugares, que como te dije que es mi objetivo 2020.

Meli Quiñonez

¿Qué países tenés asegurados, por decirlo de alguna manera, conocer?

- Tengo algunos favoritos en el mundo, a los cuales siempre regreso o al menos trato de hacerlo, que son lugar con mar: Río de Janeiro, y sin mar: Nueva York.

Igualmente este año tengo el sueño de conocer Europa: Italia, en primer lugar, y ver la posibilidad a partir de ahí para visitar otros destinos. Vamos a ver si se da, no es seguro, pero espero que sí.

Te gusta mucho la moda, ¿en algún momento te ves incursionando en ese rubro?

- Absolutamente, estoy terminando un curso de estilismo y me encanta, me fascina. De hecho, en su momento tuve una tienda de ropa, y me pedían consejos porque veían mi manera de vestir. En principio, tuve una idea de tener un blog de modas, pero el tiempo no me da, y yo cuando me meto en algo lo quiero hacer en un 100%, quiero hacer bien las cosas, y si voy a estar a medias no lo hago.

Uno nunca sabe hasta cuándo van a durar los laburos en los medios de comunicación, sabemos que son muy ingratos. Ojalá me puedan ver y escuchar durante muchos años más, pero sí o sí necesito tener un as bajo la manga y creo que lo mío, después de la tele y la radio, es la moda. Me gusta muchísimo ese campo, me gusta el arte y así la siento a la moda, como arte. Entonces, por ese lado, me apasiona, y en algún momento puedo ser tu estilista o lo que quieras (risas).

Meli Quiñonez

Dejá tu comentario