Bruno Sosa: "Quiero expandirme como artista, crecer y retribuir a mi país"

El galán al que vimos en algunas producciones nacionales pasó un día con TVO y habló de sus planes para el próximo año. Bruno Sosa te espera de lunes a viernes de 15.00 a 18.00 en Radio Urbana, con la compañía de Amparo Velázquez. Escapate un rato y conocelo más a fondo.

AGRADECIMIENTOS: HOTEL GUARANÍ

Bruno Sosa es un actor de 28 años que trabajó en algunas producciones nacionales como Libertad, Leal, entre otras. También vivió varios años en São Paulo (Brasil), donde tuvo la oportunidad de ir creciendo en su carrera.

Actualmente se encuentra en nuestro país y lo podés escuchar por las tardes en la FM 106.9 Radio Urbana, acompañando a Amparo Velázquez en "Escape", un espacio para que el oyente pueda relajarse un poco y distenderse mientras realiza sus actividades.

Pero eso no es todo, su siguiente meta es ir a México detrás de su sueño: consagrarse como un gran actor a nivel mundial. Mirá lo que nos dijo.

Bruno Sosa

Bruno, ¿cuáles son tus planes para el 2020 en lo laboral?

- Yo vengo trabajando en Paraguay desde que volví de Brasil. Estuve viviendo seis años allá y la verdad que Paraguay me recibió superbién, hice bastantes cosas. Y, bueno, el trabajo del artista va mutando un poco: a veces tenés mucho trabajo, a veces no. Para el 2020 voy a empezar un programa de radio en Urbana, voy a seguir con eso, como un segmento de verano.

Es un rubro que estoy conociendo recién ahora y me está encantando bastante, también hice el casting para otra película que tiene un tinte más independiente. No puedo contar mucho por una cuestión de contrato, pero la idea es que si todo sale bien ya estaría grabando en abril. En mis planes también está ir a México en el 2020 y quedarme a vivir allá unos dos años por lo menos a probar qué tal.

¿Y qué proyectos tenés para México?

Lo mismo que estoy haciendo acá, ir a castings, conocer gente. Cerré con un representante ya desde el año pasado en México y con esa persona voy a ir viendo. No hay proyectos en sí definidos para México todavía, porque tengo que estar allá. Pero desde que estoy con esa persona mandé castings para Netflix, Amazon, para series. Me dije: “Pucha, si estoy allá van a salir más cosas y ahí únicamente también uno puede ver qué expectativas crear en relación con eso”.

Bruno Sosa

¿Y qué tal ese contacto con la gente a través de la radio?

Como es la primera vez, al comienzo me resultó un poco raro, porque digamos que de alguna manera siempre tuve la familiaridad de trabajar con cámaras, como conduciendo un programa o en una entrevista, pero nunca estuve al mando de la conducción de un programa radial. Entonces, como que el feedback lo tenés por mensaje o por audio de WhatsApp.

De alguna manera también es muy lindo estar como comunicador en un programa, aparte que es algo como muy light también. A mí me gusta lo magazine, de verano, entonces hablamos de bastantes cosas: tenemos invitados, se habla de psicología, yoga, bienestar, salud, todo lo que sea viajes también y jugamos bastante con el público, es algo distendido. De 15.00 a 18.00 es el horario.

El programa se llama Escape, queremos que sea eso para la gente que nos sintonice. Y es diferente, porque estoy siendo yo mismo; no es que nunca lo haya sido, pero en el sentido de estar trabajando como actor es otra cosa. Ahora no hay ningún personaje y entonces entra un poco la cosa de que caerle bien al público o no; te aman o te odian.

¿Y hasta el momento te aman entonces?

Y sí, hasta ahora (risas).

Bruno Sosa

¿Vos preferís el cine o el teatro?

Siempre me preguntan eso, y tengo que decir que en realidad amo a ambos, pero son energías diferentes. En el teatro sentís la energía del público en el momento y la intensidad. En el cine no, es corte, grabar y así sucesivamente. Yo creo que los desafíos son totalmente diferentes, más allá de que la creación de personajes se canalice por el mismo camino, pero vos recién recibís el feedback y la energía del público una vez que está en el cine.

¿Pero tus planes personales se orientan más hacia el cine que el teatro?

Yo creo que sí, también por una manera de crecimiento, digamos que a nivel de expandirte es mucho más masivo. Claro que con el teatro estamos siempre, eso es algo que todos sabemos. Si todo sale bien en México, y espero que así sea, quiero ir trabajando, para poder después invertir en mi país también, porque es difícil decir: “¡Ah! Pude tener una buena adquisición económica a nivel teatral y voy a invertir eso de nuevo en mi país”. Entonces, el cine es mucho más masivo y comercial.

A mí me encanta y voy a seguir haciendo teatro, pero el cine es algo como a lo que estoy apuntando, llegar a nivel audiovisual como actor. Puede ser en otro país, acá también por la masividad a la que eso llega y la retribución que vos podés dar una vez dentro de todo eso, y así capitalizar para decir: “Ah, bueno, yo esto voy a separar y voy a invertir en mi propio proyecto”. En el teatro se puede dar, claro, pero tarda mucho más.

Bruno Sosa

¿Te ves como director de cine?

Sí, está en mis planes, yo respeto mucho lo que es el tiempo que uno puede llevar.

Como lo mío va por la actuación, va canalizando por ahí. Capaz voy a ser de esos directores de cine que llegan a su edad justa para decir: “Bueno, ahora quiero canalizar hacia esta dirección”. No quiero ser de esos que hacen de todo al mismo tiempo. Me encanta también mucho guionar. Eso sí podría empezarlo a llevar a la par de mi carrera de actuación, porque va por un lado no tan técnico, desafiante y exhaustivo como lo es el trabajo de director.

Dentro de lo que es el campo de la actuación, ¿a quien admirás acá en Paraguay y a nivel internacional?

Hay tantas personas a nivel de dirección y actuación que admiro, pero siempre le pongo de ejemplo a Lali González como referencia, porque me encanta cómo fue trabajando a nivel nacional e internacional. A ella la repercusión de 7 Cajas le ayudó mucho para conocer gente de afuera, que vio su calidad humana y profesional también. Siempre hablo con amigos artistas y me dicen: “¡Ah!, cómo quiero estar haciendo trabajos como vos”. Y yo respondo: “¡Pucha!, cómo quiero hacer trabajos como Lali”. Pero es lo que mucha gente expresa, vos podés ser bueno en lo que hacés, pero nunca debés perder tu calidad humana, tu humildad y el respeto en sí por el trabajo en equipo y el trabajo por el arte.

Y afuera, bueno, a mí me gusta muchísimo el trabajo de Viggo Mortensen, porque es alguien que se supo adaptar muy bien y sigue trabajando tanto en películas independientes como en películas comerciales, y lo hace muy bien. Mads Mikkelsen también, que, por cierto, es muy parecido físicamente a Mortensen. Pero también posee ese algo que yo siento que tengo, que viene de un país donde decís: “Pucha, si me quedo no voy a potencializar toda la capacidad que tengo como artista”. Y es lo mismo que siento también: si me quedo acá, como artista voy a tardar mucho para llegar a eso. Así que prefiero, sabiendo el potencial que tengo, ir a un lugar donde el mercado ya esté sucediendo, donde se estén haciendo cosas, donde yo pueda llevar la bandera paraguaya en alto. Quiero expandirme como artista, crecer y retribuir a mi país.

Bruno Sosa

¿Cómo nació tu interés por la actuación?

Desde chico, mis padres siempre me pusieron a hacer de todo un poco, tanto idiomas como deportes, y siempre fui de ir realizando diferentes cosas: natación, tenis, algo referente al arte; no sé, pintura ponele. Pero cuando me metí al teatro, a la par que empecé la natación, me encantó: hice mucho teatro infantil desde los 11 hasta los 13 años por ahí.

¿Y dónde empezaste?

En la Municipalidad de Fernando de la Mora, ahí hice bastante teatro, obras infantiles. Después dejé por el deporte y por los tiempos que no me daban. Pero volví nuevamente allá por el 2009, creo que fue enero cuando conocí a Tana (Schémbori) y a Juanca (Maneglia) en un comercial y me enamoré de todo el despliegue que estaban haciendo para una publicidad de tres días, así que le pregunté a Tana dónde podía estudiar actuación y me dijo que ese año iniciaban ellos la carrera del TIA Taller Integral de Actuación. Y ahí empecé, yo soy de la primera promoción del TIA. Digamos que fueron mis baby steps para la actuación tanto teatral —digamos ya con obras más grandes— como en cine. Cuando estaba terminando la carrera de actuación hice mi primera película, Libertad, y pensé lo mismo que ahora: tengo que seguir creciendo y seguir laburando.

Tengo hiperactividad, así que si no estoy creando, mi cabeza se vuelve loca. Entonces, de repente lo último que hice fue Leal y después de eso pequeñas cositas nomás. Cuando vivía en São Paulo era casting una vez al mes mínimo, a veces dos o tres veces, y acá no sucede eso. Por eso decidí ir a São Paulo, mi idea era quedarme dos años, pero terminé quedándome casi seis; ahí trabajaba como actor brasileño.

Bruno Sosa

¿Qué trabajos hiciste allá?

Allá hice bastante teatro, nada muy grande. A mí me valió a nivel profesional crecer allá estudiando. Hice unos cuantos cortos que ganaron premios internacionales y nacionales y algunas participaciones, más que nada en alguna novela y también en una serie. A nivel profesional me sirvió demasiado, porque capaz como artista no me iba a llegar a desafiar tanto, más allá de la barrera del idioma. Hoy en día puedo trabajar como actor brasileño, hablo portugués como un brasileño más, eso es algo que repunta en mi currículum también y me sirve muchísimo por la versatilidad de trabajar en posibles personajes.

Justamente dijiste que en nuestro país el campo artístico casi no se valora y no hay apoyo del Estado. ¿Vos creés que un actor puede hacer su camino solo, sin apoyo?, como en tu caso, que fuiste a Brasil y ahora tenés planes de ir a México.

Es mucho de autogestión. Pero no podés decir: “Acá yo solamente estoy haciendo teatro, cine, comerciales y de esto vivo, actuando”. No tenés que hacer otras cosas. Por ejemplo, yo estoy haciendo conducción ahora, trabajo en mis redes sociales y claro que solo nomás te movés. Por suerte tengo el apoyo de mis padres, que son personas demasiado increíbles y me dijeron: “Mirá, tu carrera va a ser difícil, pero si vas a hacerlo, hacelo bien, independientemente de si vas a ser doctor o no”. Pero saben que es difícil. Y bueno, si de repente tengo unos malos meses, sé que cuento con el apoyo de ellos.

Hay artistas que no tienen eso y, justamente, deben hacer otras cosas que no tienen nada que ver con la actuación para sobrellevar la situación. No te digo que en México o en Brasil hay gente que vive del arte y vive bien, hay gente que la está guerreando también para que pueda salir adelante, pero tenés como un panel de posibilidades ahí para hacer otras cosas, algo que no pasa acá en Paraguay.

Yo le recomendaría a un artista que está empezando y que quiere solamente actuar: si de repente el capital así solo siendo actriz o actor no le da, sería bueno meterse dentro del rubro del arte o hacerlo a la par, ya sea estudiando para trabajar como vestuarista, en producción o en comerciales. Entonces, el solo podrá manejar eso.

Por último... Bruno, tus fans quieren saber si estás soltero.

No estoy soltero, estoy de novio con una brasileña desde hace ya tres años.

Dejá tu comentario