Los rostros de los que no pueden quedarse en casa

Desde TVO rendimos un merecido homenaje a todos los trabajadores que no descansan en la cuarentena para llevar el pan de cada día a sus hogares. Rostros que demuestran que el trabajo para ellos continúa y que piden a quienes pueden hacerlo, que se queden en sus casas.

Fotos: Fernando Franceschelli / Video: Ingrid Silguero / Producción: Ingrid Silguero

Este 1 de mayo fue atípico, no hubo encuentros entre compañeros de trabajo para festejar el día, debido a la pandemia del coronavirus, y muchos trabajadores se encuentran sin poder desarrollar normalmente sus actividades porque estamos en cuarentena.

Pero así también hay personas que no pueden dejar de trabajar y día a día salen a realizar sus actividades laborales para llevar el pan a sus hogares. TVO conversó con algunos de los que no paran en esta cuarentena, para así, a través de ellos, homenajear a todos los obreros de nuestro país.

Trabajadores 10
<p>Víctor Olmedo, conductor de un camión recolector de residuos. </p>

Víctor Olmedo, conductor de un camión recolector de residuos.

Nuestra familia se queda en casa, pero nosotros estamos expuestos a la batalla diaria que sobrellevamos con esta pandemia”

Víctor Manuel Olmedo trabaja como conductor de un camión recolector de residuos de la Municipalidad de Asunción desde hace cinco años y no para de trabajar en esta cuarentena. Lo encontramos desarrollando su labor junto a sus compañeros en una de las principales avenidas de nuestra capital.

“Víctor, ¿cómo te sentís trabajando a pesar de todo?”, le consultamos y él nos respondió: “La verdad, con mucho miedo, porque vos venís y no sabés con qué enfermedad te vas a encontrar. Al menos nosotros que tenemos que trabajar con la basura todos los días estamos expuestos a muchas cosas. Hay gente que tira su tapabocas en la calle, sus guantes... Estoy con miedo de llevar la enfermedad a mi hogar”.

En otro momento, el hombre que tiene cinco hijos, la mayoría ya casados, mientras que la jovencita de 17 años es la que vive con él y su pareja, solicitó a la ciudadanía: “Lo que más pedimos es la concienciación de la gente, que puedan acomodar las basuras en distintos reservorios, o sea, que pongan lo que es papel aparte, y tratar de meterle una lavandina al recipiente, al plástico que tiran”.

Don Víctor también nos contó cómo se cuida al llegar a casa después de un día laboral. “Lo primero que hago es sacarme toda la ropa en una parte donde estoy solamente yo y ponerla en un balde de agua caliente con lavandina, después me pego una ducha, y luego saludo a la familia. Utilizo los tapabocas que son lavables, diariamente se lavan, o los que se nos entrega en Aseo Urbano para utilizar a diario”, comenta.

“Tenemos que trabajar porque nosotros estamos exentos al tema de la cuarentena, de quedarse en casa. Nuestra familia se queda en casa, pero nosotros estamos expuestos a la batalla diaria que sobrellevamos con esta pandemia”, reflexionó el hombre, que el 1 de mayo estuvo trabajando de 6.00 a 12.00 y luego ya compartió el día con su familia, en su casa.

Como mensaje por el Día del Trabajador, Víctor Manuel Olmedo dijo: “Que el día de mañana ojalá estemos todos juntos los trabajadores, otra vez celebrando, en este caso nos tocó a cada uno pasar con nuestra familia. A todos mis compañeros, ¡muchas felicidades!”.

Trabajadores 08
<p>Héctor Vera y Agustín Rojas son compañeros de trabajo. </p>

Héctor Vera y Agustín Rojas son compañeros de trabajo.

Rezamos en familia, cuando voy a salir y cuando llego del trabajo”

Agustín Rojas Gómez es compañero de Víctor en el servicio de recolección. Desde hace 23 años trabaja en la Municipalidad de Asunción. “Antes estaba en cuadrilla y después en barrida”, comenzó contando a TVO.

Quisimos saber cómo se siente realizando su trabajo en estos días de cuarentena y don Agustín expresó: “Gracias a Dios estamos todos bien, tranquilos, cuidándonos”.

El hombre es casado, tiene cuatro hijos, vive en alquiler y en su casa es el único que sale a trabajar actualmente.

Don Agustín nos contó un poco emocionado cómo inicia su día en su casa, antes de partir para realizar sus actividades laborales. “Rezamos en familia, cuando voy a salir y cuando llego del trabajo. Eso me da mucha fuerza para venir con tranquilidad al trabajo”, sostuvo el hombre, que también salió a hacer normalmente sus tareas el 1 de mayo.

Trabajadores 09
<p>Héctor y Agustín realizando sus tareas. </p>

Héctor y Agustín realizando sus tareas.

Al pedirle que diera un mensaje a la ciudadanía, como un hombre que debe salir diariamente a trabajar y exponerse por todos, mientras mucha gente no quiere quedarse en casa en esta cuarentena, Agustín Rojas señaló: “Que no salgan así, así, nomás; que se cuiden, y a los que van de compras que se alejen dos metros, para que podamos pasar esto y volver a estar todos juntos. Ahora ni a nuestras familias podemos ir a visitar. Yo ando de mi casa a mi trabajo, de mi trabajo a mi casa”.

Trabajadores 07
<p>Feliciana López ofrece verduras frescas a sus clientes. </p>

Feliciana López ofrece verduras frescas a sus clientes.

La verdadera kuña guapa, con sus canastos en mano

Doña Feliciana López viene de lunes a sábados de J. Augusto Saldívar a vender verduras en un barrio capitalino. A pesar de la cuarentena, sigue trabajando “porque yo soy sola y tengo tres criaturas para mantener (tres nietos), encima que no me viene luego nada de la ayuda”.

La señora pasó el Día del Obrero trabajando, para ella no fue feriado ni una jornada para quedarse en casa, porque vive de su trabajo diario.

“¡Nde la verdadera kuña guapa!”, le dijimos y ella respondió con una sonrisa: “¡Che ha'e hina!”.

Trabajadores 06
<p>La guapa señora viene a la capital desde J. Augusto Saldívar. </p>

La guapa señora viene a la capital desde J. Augusto Saldívar.

La mujer nos contó que trabaja desde pequeña, es oriunda de Pilar y vive en J. Augusto Saldívar, donde a la siesta regresa luego de una jornada laboral con los canastos vacíos, pues ya tiene una clientela formada que la espera todos los días para adquirir sus verduras frescas.

Relató que para las 10.30, 11.00, ya vende todo lo que trae y vuelve a su hogar para continuar trabajando como ama de casa, limpiando, lavando ropas y demás quehaceres.

Trabajadores 05
<p>Ramón y Mario, limpiando las calles asuncenas. </p>

Ramón y Mario, limpiando las calles asuncenas.

Un dúo de primera, limpiando las calles de la capital

En nuestro recorrido por la capital del país también nos encontramos con dos grandes trabajadores, don Ramón Gauto y don Mario Chaparro, a quienes se les notaba muy hacendosos, barriendo las veredas y calles para llevar el pan de cada día a sus hogares.

Ramón Gauto lleva 24 años realizando tareas en la Municipalidad de Asunción y expresó que en esta cuarentena trabaja día de por medio, lunes, miércoles y viernes. “A las 5.30 ya salgo de mi casa y trabajo hasta las 12.00”, indicó.

Quisimos saber cómo se cuida en estos días y don Ramón refirió en nuestro idioma guaraní: “Rojepohéi alcoholpe, roñemopotĩmba, roikevo ore trabajohápe roñedesinfecta, omoi oréve vacuna”.

Trabajadores 04
<p>Trabajando en equipo, Ramón Gauto y Mario Chaparro. </p>

Trabajando en equipo, Ramón Gauto y Mario Chaparro.

Mientras que don Mario Chaparro, quien lleva 12 años trabajando en la Municipalidad capitalina, también manifestó que actualmente realiza sus tareas día de por medio “para no estar todos juntos”.

“Nos estamos cuidando siempre entre todos, no nos falta nada, tenemos todo lo necesario, trabajamos con seguridad. Ya nos pusimos la vacuna”, afirmó Gauto, quien dejó un mensaje: “Que la gente tome conciencia de que esto no es una joda”, refiriéndose al coronavirus.

Trabajadores 02
<p>Diego Vargas realiza el trabajo de delivery en la zona de Asunción y Gran Asunción. </p>

Diego Vargas realiza el trabajo de delivery en la zona de Asunción y Gran Asunción.

Joven delivery, cuidándose al máximo del coronavirus

Diego Vargas realiza el trabajo de delivery desde hace cinco meses. “Fui desempleado hace seis meses y por eso empecé a dedicarme a esto”, relató.

El joven del barrio Campo Grande de Asunción es delivery en una pizzería por la noche, y de día realiza el mismo servicio para dos tiendas. “Fue a través de contactos de conocidos míos, se enteraron de que me quedé sin trabajo y así me inicié en esto. Trabajaba en una financiera, era verificador de créditos, y como hacía calle todo el tiempo, empecé a trabajar como delivery en la pizzería de un amigo a la noche”, mencionó Diego sobre sus inicios en este rubro, que en estos días de cuarentena tampoco para, porque como las personas no pueden salir de sus casas, él hace el trabajo de acercarles sus pedidos.

Para hacer su tarea, Diego sostuvo que toma todos los recaudos necesarios para cuidarse y cuidar a los demás. “Uso tapabocas y hace como un mes y medio empecé a usar guantes. En mi bolsón tengo cargado mi alcohol en gel, guantes de látex, tapabocas”, detalló.

El hombre motorizado aseguró: “Yo mantengo a mi familia. Tengo a mi mamá y cinco hermanos. Me cuido mucho por todos ellos”.

Trabajadores 01
<p>Diego es soltero y vive con su mamá, contó a TVO. </p>

Diego es soltero y vive con su mamá, contó a TVO.

También recordó cómo era antes de la llegada del virus a nuestro país. “En realidad en los primeros tiempos, cuando el coronavirus no era muy conocido, andaba sin tapabocas. Después, al escuchar que empezó a haber acá en Paraguay, creí que iban a ser uno o dos casos no más, pero cuando empezaron a caer como 15 con la enfermedad ya tuve miedo, porque empecé a ver cómo era la realidad en otros países, y entonces me empecé a cuidar”, añadió.

“Hace como un mes y medio, cuando empecé a usar los guantes de látex, me di cuenta de que las personas se cuidan muchísimo más. La gente sale a recibirme con el aerosol, el Lysoform, con guante, con alcohol, antes no era tanto así, ahora tienen más miedo seguramente. Ojalá sean más así”, pidió Diego.

Y al consultarle: “¿Cómo te sentís al realizar este trabajo, sentís un poco de temor?”, el joven respondió: “Obviamente que sí, todos los días estoy saliendo con el temor de que uno de repente no se cuide como tiene que ser y yo sufra esa enfermedad, porque un tiempo estuve averiguando cómo se transmite y me di cuenta de que fácilmente se puede transmitir con un toque no más. Estoy tomando todos los recaudos. Antes de ir a hacer mi tarea ya me coloco los guantes y al salir me pongo el gel, a la plata le tiro alcohol líquido. Los primeros tiempos la gente no hacía eso, pero últimamente salen a recibir sus pedidos con guantes, tapabocas y alcohol”.

También con su experiencia de delivery relató: “Con la punta de los dedos paso el vuelto. Pero la mayoría me está dando justo y pone en un sobre la plata, o entre una servilleta, eso es muy recomendable. Siempre le digo a la gente si podría tener el monto justo para hacer un contacto rápido”.

Trabajadores 03
<p>El joven es delivery en una pizzería por la noche, y de día realiza el mismo servicio para dos tiendas. </p>

El joven es delivery en una pizzería por la noche, y de día realiza el mismo servicio para dos tiendas.

Diego sale todos los días a trabajar y nos explicó lo que ve y le preocupa: “Veo muchísima gente que no se cuida, no usa las herramientas necesarias y adecuadas, porque hay gente que usa el tapabocas pero no lo hace bien, y así no vamos a ir a ningún lado. Hay gente que no toma la distancia, veo en los cajeros, en los súper, en muchos lugares no toman la distancia correspondiente, se aglomeran, no usan tapabocas, eso es lo más lamentable”.

Al finalizar la entrevista, realizada antes del 1 de mayo, le preguntamos cómo iba a pasar el Día del Trabajador, y Diego Vargas expresó: “Sería difícil decir cómo voy a pasar, porque como yo soy un empleado tercerizado, ellos me contactan...”.

“Lastimosamente voy a tener que trabajar por necesidad”, nos había adelantado y también había subrayado: “No creo que podamos pasar un Día del Trabajador normal”.

Con los testimonios de estos trabajadores, desde TVO brindamos un merecido homenaje a todos los que día a día realizan sus labores, ya sea en sus lugares habituales de trabajo, o desde sus casas debido a la cuarentena.

Dejá tu comentario