Nancy Quintana denunció a Friedmann y contó el sufrimiento que vivió

La joven Nancy Quintana, esposa del empresario Rodolfo Max Friedmann, rompió el silencio y contó el calvario que sufrió al lado del empresario. "Se convirtió en un loco después de casarnos".

Nancy Quintana habló luego de realizar la denuncia contra su marido, Rodolfo Max Friedmann, según explicó la joven, el abogado no la dejaba salir de casa y la amenazaba con hacer daño a su familia.

“Siempre hubo problemas, pero al fin tuve las agallas para decir toda la verdad. Leé todo lo que dice ahí (la denuncia) todo eso es la verdad, él hacía con mi vida lo que se le antojaba. Dijo que le robé, me denunció, me dejó mal ante todo el mundo, yo siempre fui la mala del cuento. Pero ahora ya no me quiero callar más, porque él es un loco posesivo y manipulador”, señaló Quintana en una exclusiva con el diario Extra.

Rodolfo Friedmann padre y Nancy.jpg

Agregó en su declaración al medio de comunicación, que los maltratos no solo eran verbales, y la echaba de la casa cada que vez que se le antojaba. Al día siguiente el abogado la trataba de forma amorosa proponiéndole que vaya a la peluquería o comprarse ropa si así lo deseaba.

“Yo le decía ‘cómo le vas a pegar a una persona que le querés’ y me decía: ‘estás loca’”, contó Quintana a Extra. También explicó las advertencias que le hizo sobre su familia.

“Amenazó que mi mamá no iba a vivir tres meses. Y yo le dije: ‘¿por qué? si Dios le bendice va a vivir muchos años más’, y me dijo: ‘a una nueve milímetros no creo’. Amenazaba a mi familia completa y celaba de mi sobrinito de dos años, al cual me prohibía darle besos o mostrarle cualquier otra cosa de cariño”, indicó.

El empresario también, según resaltó, la obligaba a tomar medicamentos sin realizar alguna consulta o prescripción médica.

“Se convirtió en un loco después de casarnos”, confesó. Agregó que actualmente se encuentra bajo resguardo policial asegurando que su esposo “es capaz de todo”.

Por su parte, también en comunicación con Extra, el abogado señaló que lo contado por Quintana son mentiras y que seguro hizo todo “para reírse de la prensa”, explicando que en su estado actual no podría lastimarla físicamente.

También aseguró que tiene una buena relación con toda la familia de su esposa. Insistió que mantiene una excelente relación con Nancy y esto fue armado por personas que quieren verlos separados.

Dejá tu comentario