Fuerte cruce entre el Churero y Mario Cimarro

Luego de la discusión el pasado jueves entre Mario Cimarro y la coach Patilú Giangreco, la pareja de Fredy y Xime volvió a presentarse con la jaula y el conflicto vivido en la anterior presentación de nuevo resurgió; esta vez, el Churero salió en defensa de su coreógrafa y no se quedó callado.

Una de las parejas sentenciadas, que ya fue salvada por el jurado y presentará su rock and roll, es la de Fredy Vera "el Churero" y Ximena Pérez. La dupla había recibido un siete durante su primer baile en la jaula por parte de Mario Cimarro, luego de haber tenido un fuerte cruce con la coach Patilú Giangreco.

Durante la noche del martes volvieron a presentarse en sentencia y el jurado nuevamente realizó su descargo: “Esta pareja, mi gente, la semana pasada nos dio un bonito espectáculo… yo les di ocho. Pero resulta que la soberbia de su coach me quiso ofender y me quiso descalificar como juez, cuando ella no sabe absolutamente nada de actuación, ella es bailarina y yo les dije clarito que a esta coreografía le faltaba actuación. Hoy nos dieron un poquito más de actuación, chicos”, empezó diciendo el jurado.

Cimarro señaló que ayer casi lograron lo que en su primera presentación no pudieron conseguir. “No me gustó, competidor masculino, que no la besaras a ella, ¿por qué no le diste el beso que todos estábamos esperando? No hacía falta el beso, faltaba un poquito de lujuria, eso de que la aceptabas y luego la rechazabas. Yo en ningún momento te exigí: ‘Tienes que darle un beso’, les ofrecí opciones. Faltó veracidad en ese beso, si hubieran hecho eso yo les hubiera dado un 10. La vez pasada les di siete porque tu coach me faltó al respeto”, enfatizó dirigiéndose ya al Churero.

Baila Conmigo 2019

Fredy ya no pudo quedarse callado y salió en defensa de su coach. Vera le aclaró al jurado que Patilú no le faltó al respeto y solo estaba defendiendo su trabajo que, según él, es como tiene que ser y no porque Cimarro se ponga a gritar quiere decir que tenga la razón ni tampoco que ellos deban estar sujetos a cualquier tipo de maltrato, resaltando que también son personas y, por sobre todo, compañeros de trabajo.

“Usted puede dar su devolución, nosotros tenemos el derecho de defendernos, porque nos contratan con cabeza, con boca y podemos diferir en algunas cuestiones”, expresó Vera.

Y luego agregó: “Usted quería un beso, nosotros no queríamos dar el beso, somos dos payasos, hay criaturas mirando, no queremos dar el mensaje del chupeteo con lengua. Hicimos un beso cómico y estamos conformes con el trabajo que realizamos, gracias por la devolución, pero mi coach no es una maleducada, es una persona respetuosa y lo único que hizo fue defender su trabajo”, indicó, refiriéndose a la presentación que llevaron a cabo en el duelo.

mario cimarro

Cimarro replicó: “Su coach de actuación no tiene la menor idea, su coach tiene cero en actuación, o sea lo que hicieron hoy no me gustó, porque no vi nada de comicidad en ese beso. Le cuento más, señor, yo quiero que entiendan algo, lo que hicieron el viernes fue casi perfecto pero por mala educación de la coach les quité un punto y les di una devolución para que mejoraran la actuación”.

La presentación del Churero en la jaula dio mucho de qué hablar y más aún luego del fuerte encuentro que la coreógrafa Patilú tuvo con Cimarro, quien le reclamó la interpretación del personaje que hizo Chure con su bailarina.

Ante el comentario del jurado, Patilú no se calló: “No voy a permitir que me desacredite como profesional”.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

@mariocimarro #Baila2019

Una publicación compartida de Baila Conmigo Paraguay (@bailaconmigopy) el

A lo que el cubano salió a contestar: “Nadie la está desacreditando, usted me está desacreditando a mí. No entiendo a estos coachs y participantes tratando de desacreditar al jurado, eso está remal, nosotros les damos indicaciones para que mejoren”.

Dejá tu comentario