Solo, mientras se espera a Beyoncé