Opciones de meriendas saludables para llevar al cole

Los chicos volvieron al cole y durante cinco días meriendan fuera de casa, por eso debemos cuidar su alimentación y ofrecerles opciones ricas y saludables. A continuación, te damos algunas ideas sobre qué preparar para llevar en el merendero escolar.

Cada comida del día es sumamente importante para que los niños y adolescentes crezcan sanos y la merienda no es la excepción. Por eso, en esta vuelta a clases debemos cuidar qué alimentos llevan los chicos para la hora de comer en el cole.

Resulta más cómodo optar por los alimentos ya preparados para cargar el merendero escolar, pero estos casi siempre contienen conservantes y azúcares, y es mejor elegir los alimentos frescos y preparados en casa.

Te damos algunas opciones saludables que podés preparar en casa para que tu hijo/a lleve en el merendero:

- Ensalada de frutas, sin azúcar ni miel.

- En los días de mucho calor colocar en el merendero frutas congeladas, así llegarán bien frías a la hora del recreo.

- Una fruta preferida del niño o adolescente con un sándwich de queso. Esta combinación aporta vitaminas y calcio al organismo.

- Barritas de cereales integrales.

- Ensaladas de verduras frescas.

Frutas y verduras
<p>Las verduras también son ideales para llevar al cole.</p>

Las verduras también son ideales para llevar al cole.

- Galletitas de avena.

- Rollitos de jamón y queso.

- Batido de yogur y frutas, o yogur con cereales y frutas, pues estos alimentos aportan calcio, vitaminas y fibras.

- Gelatinas sin azúcar.

- Panqueques caseros con rellenos dulces o salados. La opción dulce puede ser acompañada de una fruta fresca o compota natural.

- Bocaditos de pan integral.

- Arroz con leche casero con canela.

- Crema de maicena.

- Para tomar, nada mejor que el agua y los jugos naturales preparados en casa.

Lo fundamental es ir variando las opciones para que los niños y adolescentes estén felices con sus meriendas.

Otro punto importante es cómo son presentados los alimentos, porque la comida también “entra por los ojos”. Así, las meriendas para los más pequeñitos podemos colocarlas en tuppers coloridos, ponerles ojitos y boquitas con tomatitos a los sándwiches, cargar los jugos naturales en termitos con imágenes de los personajes favoritos de los chicos.

Dejá tu comentario