"Vamos a Caacupé para agradecer por todos los milagros a nuestra Santa Madre"

Ana Ríos es otra de las fieles seguidoras de la Virgen de Caacupé. Aseguró que ella la salvó de un accidente y la ayudó con su cirugía, a la que tuvo que someterse cuando tenía 13 años. Ana camina todos los años hasta Caacupé acompañada de su familia y cada 8 de diciembre celebra la fiesta de la Virgencita en su casa. "En su día haremos la misa, luego almuerzo y merienda para todos los niños del barrio", contó a TVO.

La exmodelo Ana Ríos actualmente se encuentra un poco alejada de los medios y está a full trabajando en su negocio familiar. Pero algo que mantiene siempre presente sin ningún cambio, o inclusive sigue creciendo, es su fe hacia la Virgen de Caacupé.

TVO se comunicó con la morena para charlar un poco más sobre su devoción hacia la Virgen Azul y del milagro que esta obró en su vida. “Sufrí un accidente y me tuve que someter a una cirugía en el ojo. Salí muy bien, gracias a mi fe hacia ella”, explicó.

Ana Ríos
<p>Cada 8 de diciembre, Ana y su familia organizan una misa, almuerzo y merienda para los chicos del barrio, en honor a la Virgen.</p>

Cada 8 de diciembre, Ana y su familia organizan una misa, almuerzo y merienda para los chicos del barrio, en honor a la Virgen.

Ana siempre va hasta la basílica, ubicada en la capital espiritual de nuestro país. “Voy caminando desde la capilla Pablito, acompañada de mis hermanos. Vamos a Caacupé para agradecer por todos los milagros a nuestra Santa Madre, también porque estamos sanos y tenemos trabajo”, expresó, al tiempo de agregar: “Este año iremos en la octava del 8 de diciembre”.

Perteneciente a una familia con la que comparte la misma devoción, la exmodelo nos comentó que cuenta con una imagen de la Virgen Serrana, tanto en su hogar con en su negocio, y todas las mañanas le dedica una oración. “Tenemos una en La Morenita y también en mi casa, estamos siguiendo el rosario los nueve días con toda la familia, parientes y vecinos. En su día haremos la misa, luego almuerzo y merienda para todos los niños del barrio”, expresó la fiel devota.

Cuando le preguntamos si conocía a alguna persona cercana que también haya recibido algún milagro de parte de la Virgen, nos respondió: “Todos tenemos el milagro de la vida, tenemos salud y amor, eso es un milagro”.

Dejá tu comentario