Usar el vapeador es tan perjudicial como fumar tabaco

 Vapear es la nueva tendencia de usar cigarrillos electrónicos. A veces son jóvenes que no fuman tabaco o aquellos que quieren dejar el cigarro convencional. Los vapeadores emiten una nube blanca de grandes proporciones cada vez que exhalan e inundan el ambiente de humo y esencia.

Esta moda, ¿es peligrosa? “Es tan perjudicial como el cigarrillo convencional, y se encuentra en aumento por el alto nivel de nicotina que contienen, que genera adicción y esta tendencia va en aumento por ser moda. Esto conlleva a que la edad de inicio al tabaquismo sea menor a la habitual”, declara la doctora Zunilda Palacios, directora del Programa Nacional del Control de Tabaquismo del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Lo que más atrae a los usuarios es tal vez que los cigarrillos electrónicos tienen una variada oferta de esencias que van desde vainilla, chocolate hasta lo más exóticos aromas. La Organización Mundial de la Salud (OMS), hace años, advierte sobre la peligrosidad de los e-cigarrillo. Incluso solo el 1% que cambia el tabaco por el vapeador deja de fumar. Ni vapear ni fumar, recomiendan los especialistas.

Embed

El vapeador también contiene nicotina incluso en mayor concentración que el cigarrillo convencional, el cual es el componente adictivo de los productos del tabaco. A parte de este componente, los productos de la vaporización tienen sustancias como propanodiol, glicerina, ciertos compuestos orgánicos volátiles y metales pesados.

La doctora Palacios advierte que el cigarrillo electrónico no es una alternativa para dejar de fumar. “Al contener nicotina la adicción persiste y puede ir en aumento, pues no se puede controlar el nivel de nicotina aportado ni la frecuencia de administración. La mercadotecnia nos vende la falsa información que solo contienen saborizantes”.

Al vapear también se daña la salud. “El contenido de sustancias orgánicas e inorgánicas puede depositarse en el pulmón, y así estar asociadas a enfermedades respiratorias crónicas, como desencadenar una crisis asmática, asociarse a neumonía además del efecto cancerígeno, no solo a nivel pulmonar. También como enfermedades cardiovasculares y neurotóxicas. Se proscribe el uso en embarazadas por los efectos nocivos a nivel neurológico en el feto”.

Vapear se está convirtiendo no solo en moda, sino que en algo que parece que no es perjudicial para la salud entre los jóvenes, debido a la escasa información sobre los mecanismos electrónicos.

“Aún no se encuentra reglamentada la venta de cigarrillos electrónicos y vapeadores, y resulta imperiosa la necesidad de controlar la venta indiscriminada sobre todo a menores”, admitió.

Fuente: Diario Última Hora

Dejá tu comentario