¿Qué le pasó a Ñata, la mascota de Leryn?

La perrita estuvo internada por una enfermedad que causó un enorme susto en la casa de la modelo. Leryn aprovechó que la pequeña de la casa respondió bien a los tratamientos y dejó un mensaje a los dueños de mascotas.

No hay dudas de que "Ñata", la hermosa bulldog francés, ocupa un lugar importante en la vida de la modelo Leryn Franco y de su marido, Rodrigo Galeano. Por eso, ambos quedaron muy afectados y la pasaron mal hace unas semanas, a raíz de una enfermedad que afectó a la mascota.

Ñata tuvo parvovirus, un mal que le dañó el estómago e hizo que quedara internada por varios días. "Qué pucha, qué mal que pasamos. Estuvo unos días internada y la casa estaba vacía. Nuestro estado de ánimo cambió totalmente y si bien cada uno tenía que continuar con su trabajo y sus cosas, nos afectaba muchísimo el hecho de saber que estaba enfermita y que hasta que no se recuperara no podía volver a casa", escribió la exatleta en su cuenta de Instagram.

Por suerte, la perrita se está recuperando y ya juega de nuevo en su casa. Todo gracias a que le detectaron a tiempo la enfermedad y tenía buen antecedente de salud. "Todavía está con el estómago un poco delicado. De a poquito va a ir regularizando su alimentación, pero ya está súper bien de ánimo", dijo Leryn a TVO.

Ella decidió hacer el posteo para dejar un mensaje a los dueños de mascotas. "Recordar a las personas que si van a tener estos seres maravillosos cumplan al pie de la letra lo que dicen los veterinarios. Estén con las vacunas al día y estemos bien atentos a no dejar nada a su alcance que puedan comer y les haga daño", posteó.

Aunque estuvo desaparecida en las redes por el problemita con Ñata, ahora la modelo volvió con todo.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Hace unas semanas nuestra Ñata estuvo enfermita. Muchas personas me escribieron por las marquitas en sus patitas que se veían en las fotos y videos de hace unos días. ( marquitas del suerito que le pusieron)Los doctores nos dijeron que gracias a que tenía todas las vacunas, a que estaba super bien cuidada y a que nos dimos cuenta a tiempo se recuperó rápido y volvió a ser la Ñata de siempre! Pero que pucha que mal que pasamos. Estuvo unos días internada y la casa estaba vacía. Nuestro estado de ánimo cambió totalmente y si bien cada uno tenía que continuar con su trabajo y sus cosas, nos afectaba muchísimo el hecho de saber que estaba enfermita y que hasta que no se recuperara no podía volver a casa. Íbamos a verle en su horario de visita y le dabamos de comer en la boca para que mejore su estado de ánimo. Toda la familia iba a visitarle. Por suerte la Ñata está en casa hermosa como siempre y decidí hacer este posteo para recordarles a las personas que si van a tener estos seres maravillosos cumplan al pie de la letra lo que dicen los veterinarios. Estén con la vacunas al día y estemos bien atentos a no dejar nada a su alcance que puedan comer y les haga daño. Nosotros no sabemos hasta hoy como se pudo contagiar de parvovirus. Pero gracias a que le detectamos a tiempo y nos dimos cuenta que no estaba juguetona y con el apetito de siempre le llevamos de urgencia antes de que tuviera sintomas peores. No llegó o vomitar ni a hacer popis con sangre gracias a Dios. Y un simple analisis de 5 min arrojó el resultado positivo. Esten atentos a sus mascotas, al igual que los seres humanos detectar a tiempo los cambios que presentan pueden ser determinantes! Y si ven a su mascota diferente, con vómitos o diarreas no la lleven ni a la plaza de paseo, puede estar con algun virus y contagiar a otro animalito. Ayudemos a crear conciencia, estos seres divinos hacen nuestra vida más hermosa! Muchas gracias a todos los doctores que la cuidaron tanto y con mucho cariño!

Una publicación compartida de LerynFranco (@lerynfranco1) el

Dejá tu comentario