Lari Riquelme habló sobre la condena de Fabbro: "Queremos que esto se acabe"

La jurado del Baila, Larissa Riquelme, habló con el programa TeleShow hace unas horas y contó las cuestiones correspondientes a las acusaciones y condena de su pareja, el exjugador Jonathan Fabbro.

“Yo quiero saber quién es el culpable y quién hizo todo esto, eso nomás quiero”, había respondido Larissa Riquelme a Carmiña Masi durante el programa TeleShow, en un enlace con exteriores, cuando esta última le preguntó si la víctima fue inducida para que diga que su tío (Jonathan Fabbro) abusó de ella.

El panelista Arturo Villasanti le consultó si en el caso hipotético de que Jonathan fuera puesto en libertad, pedirían una investigación con caratula de extorsión. “¿Sabés qué queremos, Arturito? Queremos que esto se acabe”.

Larissa declaró que Fabbro tuvo la oportunidad de estar frente a la madre de la víctima y, cuando pronunció sus palabras de cierre, él se levantó, y que de hecho en ningún momento el exjugador bajó la mirada. Señaló que estuvo firme y esperó a que la parte querellante lo mirase a los ojos.

“Hasta cuando nuestro abogado le preguntaba cosas, ellos no podían mirar hacia donde se encontraba Jony y solamente miraban hacia donde estaba el abogado, y con la cabeza agachada respondían las preguntas. Jonathan se dirigió a la madre y le dijo: ‘Por fin tengo la oportunidad de mirarte a la cara, a los ojos, y pedirte que me digas a mí si soy o no culpable, porque vos sabés en tu corazón que soy inocente’. Le exigía que le mire y no le pudo mirar”, resaltó la jurado del Baila.

Riquelme continuó explicando que Fabbro quería mirar a la cara a todos, y que todos lo miraran y le dijeran: “Sí, vos fuiste, vos hiciste, sos culpable”, pero volvió a recalcar que no pudieron, y además ni siquiera tuvieron la delicadeza de mirarlo a los ojos.

El panelista Carlos Gómez le preguntó si se dio el encuentro de Fabbro con su hermano Darío en el juicio, y si ese fue el caso, qué había ocurrido. Larissa respondió: “Cuando Darío ingresó, se hizo todo un show; primero salieron los policías a buscarlo con el hijo, luego ingresaron (nosotros nos encontrábamos en el pasillo), él le miró y le hizo un gesto. La mamá (de Fabbro) se sintió mal y se descompensó, tuvimos que sostenerla. Entró mi cuñado, Pablo, y fue todo un proceso muy triste, muy lamentable”, señaló.

Según contó la modelo, no hubo palabras por parte de ningún miembro de la familia. “A mí me había recomendado la policía que no digamos nada y que bajemos la mirada. Yo salté y dije: ‘Perdón, pero yo no tengo que bajar la mirada ante nadie”.

Gómez mencionó que, según dijeron, hubo un pedido de disculpas, a lo que Larissa explicó: “El hermano ingresó y se sentó. Empezó a contar su historia, a querer hablar de un montón de cosas, cambiando; igual el carácter fue un poco elevado, según nuestro abogado. Al término, miró a la pared y le dijo a Jonathan: ‘Te perdono’. Mientras, él (Jony) estaba tomando un vaso de agua, se levantó y le dijo: ‘Yo te perdono’, queriéndole mirar a la cara y el otro no pudo hacerlo. Vimos a Jonathan, tenía los ojos llorosos. De hecho, en ese momento lo dejé solo con la mamá, la hermana y el hermano”, siguió relatando.

El cronista que acompañaba a Larissa en exteriores, Sebas Rodríguez, le preguntó si era cierto que Fabbro no quiso quedarse a escuchar el veredicto. “Es mentira que no quiso, los abogados pidieron que él salga de la sala porque entraron 80 periodistas, y la Justicia cuida la integridad del acusado. Entonces el juez le dijo que, si no quería quedarse, que saliera, al igual que la familia, porque la prensa sí o sí iba a estar presente”, finalizó.

Dejá tu comentario