¡La mamá de Coco Bordón terminó la secundaria a los 52 años y va por más!

Justa Estela Sosa Godoy, mamá del bailarín Jorge "Coco" Bordón, terminó sus estudios secundarios a los 52 años y ahora se prepara para la facultad. "Se le cumplió uno de sus principales sueños", expresó el orgulloso hijo a TVO, quien nos adelantó que su mami desea ser contadora y ya está en el cursillo de ingreso.

La mamá de Jorge "Coco" Bordón siempre soñó con terminar la secundaria y, luego de ver crecer a sus hijos, lo logró. ¡Pero va por más! El bailarín conversó emocionado con nuestra página para contarnos los planes de su ejemplar madre, doña Justa Estela Sosa Godoy.

Coco Bordón y familia.jpeg
La egresada de la secundaria junto a sus familiares.
La egresada de la secundaria junto a sus familiares.

Coco, ¡tu mamá terminó el colegio! Contanos cómo te sentiste al verla culminar sus estudios secundarios.

- Sí, pudo terminar gracias a Dios… Se le cumplió uno de sus principales sueños. La verdad, toda la familia la apoyó desde el principio. Cuando decidió volver y terminar esa etapa importante, todos le dijimos que estaba ¡en lo correcto! Y todos nos emocionamos demasiado al verla tan feliz de haber culminado sus estudios.

¿La apoyaste desde el principio?

- Sí, ¡toda la familia apoyó la decisión y la ayudamos en lo que podíamos! Hace cuatro años que empezó a estudiar de vuelta.

¿Quiere seguir estudiando alguna carrera universitaria?

- Sí, de hecho, con esa mentalidad decidió terminar la secundaria, para poder continuar con una carrera universitaria. Ahora está siguiendo el cursillo en la Facultad de Administración y Contabilidad de la UNA (Universidad Nacional de Asunción); quiere seguir la carrera de Contabilidad.

Coco Bordón-mamá-hermanas.jpeg
Doña Estela con sus hermanas, el día de su graduación.
Doña Estela con sus hermanas, el día de su graduación.

Ella esperó primero que ustedes, sus hijos, estudiaran y crecieran, y luego retomó sus estudios.

- Sí, realmente esperó a que estuviéramos ya todos seguros, por así decirlo, para que ella pudiera tener tiempo y dedicarle toda la atención que necesitaba para aprender bien, eso es lo que nos decía.

¡Un acto de amor de una mamá!

- La verdad es muy valorable, porque ella es una persona bastante activa y últimamente ya se estaba sintiendo muy mal anímicamente por no haber terminado el colegio y ser alguien en la vida. Es como que ya cumplió con su rol de madre y le faltaba algo más. Entonces, ahora la vemos mucho más feliz que unos años atrás, se siente superada e importante, por más que siempre lo fue para nosotros, pero ella sentía que le faltaba algo más en su vida. Ahora está a full con los estudios, quiere probar ingresar a la Facultad de Economía, y si no se da hasta ya tiene un plan B, le gustaría seguir una carrera gastronómica.

¡Felicitaciones a doña Justa Estela y a toda su familia!

Dejá tu comentario