Da Silva y el escándalo con Wolscham: "Ya no tengo nada que perder"

El escándalo entre Paulo Da Silva y Gabriela Wolscham, que saltó ayer en redes, continúa. En una entrevista con Monumental, el abogado del jugador explicó que con esta demanda no se busca ningún tipo de conciliación, sino un castigo legal por los supuesto hechos cometidos por la modelo.

Luego del anuncio oficial sobre la demanda del jugador Paulo Da Silva contra la modelo Gabi Wolscham por los cargos de extorsión y producción de documentos no auténticos, Pedro Wilson Marinoni (representante legal del deportista), en una entrevista con radio Monumental 1080 AM, agregó más detalles sobre el proceso penal que se está llevando a cabo.

Según explicó, el jugador y la modelo llevaban una relación de ocho años. En noviembre del 2019, Da Silva quiso ponerle fin a esto, pero la modelo en desacuerdo le habló de un supuesto embarazo alegando que él era el padre.

Continuó señalando que Paulo hizo los cálculos, ya que en esos tiempos él no había tenido relaciones íntimas con Wolscham, por lo tanto, no podía ser el padre.

"Paulo pudo corroborar más esta situación cuando, a través de Instagram, el actual novio de Gabi le dice a Paulo que ella nunca estuvo embarazada. Ahí se confirma que evidentemente ese diagnóstico se fraguó para tratar de obtener algún beneficio", resaltó Marinoni a Monumental.

Embed

El abogado contó que el futbolista y su esposa están separados desde finales de diciembre, ya que el conflicto se inició a principios de ese mes. Al enterarse de esto, fue su pareja quien solicitó la disolución dando lugar al divorcio próximamente.

Marinoni le advirtió a Da Silva que al publicarse la situación podría afectar su imagen y su trabajo, a lo que el jugador señaló que para él es más importante que Wolscham pague por el daño que le causó.

"El daño causado ya está hecho, yo ya estoy separado, a punto de divorciarme y ya no tengo prácticamente nada que perder, ya perdí lo más importante que es mi familia y por eso quiero que pague", fue la respuesta del jugador Paulo Da Silva al abogado.

Embed

El representante también dijo que están 99% seguros de que el documento de embarazo está fraguado, posee el membrete de un importante instituto médico ubicado en la capital y se están solicitando los informes correspondientes. Pero en el caso de que el embarazo haya sido real, y el novio aseguró que Gabi no estaba embarazada, ¿qué ocurrió con el bebé?

Da Silva reconoce haber tenido una relación de ocho años con Wolscham, pero ya la dio por terminada y no pide reparación ni conciliación, exige un castigo por el hecho. Además, el jugador busca recuperar a su familia.

“A nivel judicial esto va a prosperar, más allá de lo farandulesco, tenemos todos los elementos de prueba. A Paulo y a la señora le pidió dinero, 'dame plata para solucionar', era lo que más le decía", finalizó Marinoni.

gabi wolscham

Dejá tu comentario