Alertan sobre posibles infecciones ginecológicas en verano

Las mujeres están expuestas a infecciones ginecológicas durante el verano. Esto se da, principalmente, por el ingreso a piscinas públicas y la humedad que se genera en la zona íntima a causa de la excesiva sudoración.

Para aplacar el calor del verano muchas personas acuden a balnearios o se inscriben a clases de natación. Sin embargo, las mujeres que recurran a estas actividades están expuestas a infecciones.

“Es importante que todos los clubes o piletas de accesos públicos tengan políticas de chequeos médicos, de modo a descartar todo tipo de situaciones y problemas de salud para los usuarios”, señaló además Gustavo Brítez, ginecólogo de Clínicas, a través de un comunicado.

Agregó que las personas con condiciones dermatológicas en general, como por ejemplo, micosis superficial de piel, son transmisores de la enfermedad, que se contagia a través del agua, especialmente si estas acuden a piscinas, arroyos, incluso compartiendo toallas, calzados u otros artículos y prendas personales.

Otro riesgo de verano para las mujeres es la ropa interior (a causa de la excesiva sudoración por las altas temperaturas) o los trajes de baño húmedos pegados al cuerpo por un tiempo prolongado. El ambiente húmedo propicia al crecimiento de microorganismos que pueden causar infecciones.

Las causantes son las cándidas, hongos que forman parte de la flora natural del cuerpo pero que si presentan alteraciones son las responsables de la mayoría de las infecciones vaginales.

Cuando la infección se produce, los principales síntomas que sentirán las pacientes son picor, ardor y flujo vaginal blanco y brumoso.

Comentó que en caso de candidiasis se presentará una secreción vaginal blanca o con aspecto de leche cortada; también puede cambiar el olor en las secreciones o producir dolor y hasta sangrado durante y después del acto sexual, ya que el genital va a estar inflamado.

Como principal medida de prevención se recomienda mantener la zona íntima seca, tener cuidado al ingresar a piscinas, arroyos y hasta al sentarse en la arena en lugares públicos.

La forma correcta es utilizar siempre una toalla o pareo y optar siempre por prendas de algodón.

Fuente: Diario Última Hora

Temas

Dejá tu comentario